Warning: Creating default object from empty value in /usr/home/acif.org.es/web/wp-includes/capabilities.php on line 655
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
Artículos
Artículos de opinión y réplica
Artículos y estudios de investigacion
Catálogos y publicaciones
Exposiones Internacionales
Exposiones Nacionales
Sin categoría
Sumando las francas de Santander
febrero 14, 2017
0
UAP-francas-santander0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de octubre de 2015 sobre unas cartas prefilatelicas de Santander

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-francas-santander1-RF

El examen individual de una pieza nos revela una información muy concreta. En caso de estar contextualizada en un conjunto su valor se maximiza. Esta obviedad del crecimiento exponencial y su efecto multiplicador, muy prodigados y tratados en otras disciplinas, son en cierto modo el quid que tienen muchas de las colecciones que, al margen de su suma de individualidades para desarrollar un tema, incorporan ciertos conjuntos que nos narran micro historias de particular interés y aportación. Veamos una ejemplo de ello por medio de 4 cartas prefilatélicas fechadas en Santander y dirigidas a Don Ignacio Perez de Soto en Madrid:

Las dos primeras están fechadas el 13 de septiembre de 1831 (figura.1) y el 2 de septiembre de 1834 (figura.2) llevan la marca “SANTR FRANCA” lineal en rojo con adornos y la indicación “Franca” en origen por parte del remitente. El primer beneficio del conjunto y su contraste es ver por la idéntica grafía de la primera que la segunda también se indicó como “Franca” por el remitente. La tercera carta fechada el 13 de marzo de 1834 (figura.3) además de la marca e indicación de franqueo se porteó con el fechador de llegada a Madrid al frente que se anuló por medio de un aspado en tinta de escribir. La cuarta pieza fechada el 29 de mayo de 1829 (figura.4), por si fuera poco, ostenta la marca de franqueo, el fechador porteador con los “7″ cuartos tachados y la indicación (esa sí a la llegada) “no es franca”, que nos advierte de su erróneo sellado.

Cada pieza ilustra el franqueo prefilatélico en Santander pero, en su conjunto, por sus avatares y evolución, la aportación resulta un extraordinario testimonio que rebasa el interés cántabro al mostrar distintas facetas del correo franqueado español. He aquí el resultado instructivo del valor del conjunto.

(texto-descripción de las imágenes)

Cuatro sobrescritos de Santander a Madrid circulados entre 1829 y 1834 con marca “SANTR FRANCA” con adornos e indicación “Franca” en origen. Las dos porteadas con el fechador de llegada a Madrid tachando los “7″ cuartos y una con la indicación “no es franca”

Anteprefilatelia. Marcas postales en la Barcelona de antes de 1717
enero 22, 2017
0
Anteprefilatelia-deCatalongne1716

Artículo de nuestro socio Esteve Domènech, publicado anteriormente en la revista de la Convención de Afinet celebrada en Barcelona en 2011.

Para un estudio más completo de estas marcas ver el discurso de ingreso en la RAHF del autor: http://www.acif.org.es/discursos-academicos-xxv/

*******************************************

El coleccionismo de la prefilatelia, por su complejidad y amplitud, a menudo se circunscribe a un periodo o contexto muy delimitado y, en base al mismo, el coleccionista acopia y desarrolla su colección. En este breve artículo se apunta otra faceta coleccionista ya que en Barcelona, entre otros lugares, se conoce el empleo de marcas postales anteriores y ajenas a la fecha clave de 10 de Enero de 1717 considerada la génesis de la prefilatelia en España.

En 1706, al morir sin descendencia el conde Juan de Tassis, último heredero de la línea directa, todos sus privilegios pasaron a la familia Vélez y Ladrón de Guevara, condes de Oñate. Sin embargo, Felipe V suprimió los monopolios tanto de los condes de Oñate como de los Galíndez de Carvajal, no sin el pago de importantes indemnizaciones, y logró con ello incorporar a la Corona “todos los oficios que por cualquier título, motivo o razón se hubieran enajenado o desagregado de ella” no excluyendo de ello el oficio de Correos. Así pues nace el Correo moderno en España y con él, las marcas postales usadas para distinguir los orígenes de las cartas al ser los destinatarios quienes pagaban su porte.

Pero eso tiene su precedente en la Barcelona de finales del siglo XVII con la pervivencia de escasísimos ejemplares de cartas que, sujetas al convenio postal hispano-francés de 1660, se identificaban con las marcas manuscritas “de barcellonne” o su abreviatura “de bar. ne”, aplicadas en Perpiñán para señalar la correspondencia procedente de Barcelona. Del primer caso tan sólo conocemos dos ejemplares y del segundo, tres.

Anteprefilatelia-barcellone1698

Sobrescrito fechado en Valencia el 30 de julio de 1698 con marca manuscrita “de barcellonne” Porteo manuscrito “10″ soles.

Anteprefilatelia-barne1699

Sobrescrito fechado en Barcelona el 15 de noviembre de 1699 con marca manuscrita “de bar. ne” Porteo manuscrito “10″ soles.

Estas marcas no se han estudiado ni recopilado en España con el debido aprecio y dedicación, especialmente por su temprano uso, carácter extranjero y extrema rareza que sí le ha dispensado cierta bibliografía extranjera (Lenain, Van der Linden y Chauvet, entre otros). En eso hay que disculpar a don Manuel Tizón y a su magna obra Prefilatelia Española al no reflejar este tipo de marcas y acotarse, como se indicaba al principio, a las marcas nacidas a partir de 1717. Eso sí, en su aportación posterior (2006) sobre las Marcas postales de los Ejércitos Franceses en España sí recopila las del correo militar que vienen a continuación.

El 25 de julio de 1713, a finales de la Guerra de Sucesión, llegaron las tropas felipistas del duque de Pópoli al mando de 25.000 soldados y empezó el asedio en Barcelona. Durante aquellos trece meses surgieron otras revueltas en todo Cataluña, pero fueron rápidamente reprimidas por el ejército de manera sangrienta. Después de un año de resistencia heroica de los barceloneses, Luís XIV sustituyó al Duque de Pópoli por el de Berwick, que llegó en julio del 1714 con un nuevo contingente de tropas. Aprovechando el desgaste del ejército catalán, capitaneado por Rafael Nebot y Antoni de Villarroel, las tropas de Berwick vencieron el 11 de septiembre y Barcelona finalmente capituló. Después de la caída de la ciudad se abolieron las instituciones y las leyes propias y se impusieron por la fuerza de las armas y por derecho de conquista las leyes de Castilla, que implicaban también la desaparición de la histórica división territorial del país.

Conocemos tan sólo tres ejemplos de cartas con el interesante encabezamiento “en el campo delante Barcelona” que evidencia la voluntad y testimonio sitiador de gran interés histórico y acompañadas de la marca de cuño “DE LARM• DE CATALOGNE” (de l’armée de Catalogne) es decir, del Ejército de Catalunya, presuponiendo la asunción de la territorialidad.

Anteprefilatelia-delarmdeCatalogne-1713

Sobrescrito fechado en “El campo delante Barcelona” el 24 de agosto de 1713 con marca “DE LARM• DE CATALOGNE” de 61 milímetros en negro. Porteo manuscrito “12″ soles.

A modo identificativo y complementario al uso de la marca de cuño también se empleó un marca manuscrita “De L. de Popoly” (de l’armée de Popoly), es decir, del Ejército del Duque de Pópoli, para identificar el correo del ejército sitiador. De esta rarísima marca de la que tan sólo se conocen dos ejemplares, ignoramos si su uso fue pretendido o accidental.

Anteprefilatelia-deLdepopoly-1713

Sobrescrito fechado en “el campo delante de Barcelona” el 25 de septiembre de 1713 con marca manuscrita “de L. de Popoly”. Porteo manuscrito “9″ soles,

Con posterioridad a la Guerra de Sucesión, resulta extraordinario conocer que, pese a la pérdida de todos los derechos y las instituciones de gobierno que tenía Catalunya, se mantuvo el acuerdo entre el Correo Mayor de Perpiñán, Monsieur de Beauford y don Rafael de Cortada, Correo Mayor del Principado de Cataluña, que desde 1660 establecía por Convenio, los importes fijados en libras catalanas y viceversa encajando cada uno la parte del gasto que les correspondiera.

De este modo, el correo se siguió cursando por vía catalana y se aplicó en Perpiñán un cuño de 48 milímetros con la leyenda “DE CATALONGNE”, es decir, De Catalunya que por lo erróneo de su factura, no cabe duda se talló en Francia. De ésta marca tan sólo se tiene constancia del ejemplar que sigue:

Anteprefilatelia-deCatalongne1716

Sobrescrito fechado en Barcelona el 8 de noviembre de 1716 con marca “DE CATALONGNE” de 48 milímetros en negro. Porteo manuscrito “14″ soles.

Por su extraordinaria rareza, su remarcable interés postal y su ineludible valor testimonial a nivel histórico, estos pequeños y preciosos retazos de la Barcelona anterior a 1717, bien legitiman su lugar entre las colecciones más permeables y menos ortodoxas. Espero que ésta sucinta presentación haya podido despertar el interés por este capítulo de ante-prefilatelia, y se usa este prefijo pero cualquiera es válido para designar este período que “va delante” de lo que nos es conocido y estudiamos.

Esteve Domènech

De Gijón a Madrid por la armée de Portugal
diciembre 11, 2016
0
uap-armeeportugal0-rf

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de septiembre de 2015 sobre una carta prefilatelica del armée de Portugal.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

uap-armeeportugal1-rf

MUY RAROS SON LOS TESTIMONIOS POSTALES de la “armée du Portugal” pues no exceden de cincuenta las cartas conocidas que se reparten las veinte marcas y colores diferentes que se conocen empleados. Con esta parca asignación cerca de diez ejemplares son piezas únicas.

Uno de los ejemplos más curiosos es esta interesante carta que corresponde a la segunda invasión francesa de Portugal a manos del Mariscal Massena. Fechada en Gijón el 3 de septiembre de 1810 y dirigida al Inspector de revisiones en Madrid (figura1). La circulación no sería nada extraordinaria pero sí su naturaleza militar puesto que está mandada por el Gobernador de las provincias de Santander y Asturias en la “armée d’espagne” (ver cabecera manuscrita del interior, figura 2). Por ello lleva la indicación “Service Militaire” y además el refrendo con la franquicia del inspector que se repite en forma de cuño imperial en el reverso (figura 3). Al mismo tiempo ostenta la marca “N°14./ ARM. DE PORTUGAL” en negro, único ejemplar conocido. Sin mención de porteo por tratarse de una misiva en franquicia aunque visiblemente transportada por la “poste aux armées” dentro de la península. Circunstancia también excepcional ya que se trata de la única carta conocida de los ejércitos franceses en Portugal con origen y destino en España. Los escasos ejemplos que perviven hasta nuestros días son cartas de soldados franceses a sus familias como de costumbre en todas las invasiones napoleónicas en Europa.

(Figura. 1.) Sobrescrito fechado en Gijón el 3 de septiembre de 1810. Marca Nº14/ ARM. DE PORTUGAL” en negro. Franquicia de cuño del “Inspecteur aux revues” Duchaume en rojo. Única conocida.

La menor pieza de nuestra historia postal
septiembre 11, 2016
0
uap-menorpieza0-rf

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de julio-agosto de 2015 sobre una carta prefilatelica que podria ser la carta de menor tamaño conocida de la historia postal española.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

uap-menorpieza1-rf

A menudo son difíciles de acotar los criterios que debieran regir algunas de nuestras especialidades y facetas en el coleccionismo de la historia postal. En alguna ocasión, por escasez o desconocimiento y otras por no haberse consensuado la arbitrariedad de su coleccionismo. Lo propio ocurre con las cartas de pequeño formato. Cartas pequeñas, a veces minúsculas, que algunos han incorporado como curiosidades en el grueso de sus colecciones de otros aspectos postales y muy pocos han atesorado como colección en sí.

En esta ocasión presentamos la que, con mucha probabilidad es la pieza más pequeña de nuestra historia postal: una carta fechada en Jerez (de los Caballeros) el 31 de mayo de 1767 dirigida a Manuel Rebollo en Valencia. Firmada por el Marqués de Rianzuela sobre la entrega y recibo de 24 fanegas de trigo. La carta que, en su plegado original, no alcanza ni una superficie de 11 centímetros cuadrados; 54 milímetros de base por 20 de altura es su tamaño:

(En la imagen): Comparación del sobrescrito con un ejemplar del 4 cuartos de 1854

El tamaño es el primer obstáculo. Por la experiencia al contrastar tamaños de ejemplares F. Graus propuso en 2011 que “… cada uno de sus lados no excedería los 7,017 cm. …” si bien admitía “..una tolerancia no superior al 1% de los 50 cm2″. Considero que es en la superficie total dónde realmente hay que fijar el límite a una carta de pequeño formato. Su magnitud no debe alcanzar los 51 cm2. Desplegada o abierta puede tener cualquier dimensión: Espero que esta breve nota presentando la menor pieza (¡en tamaño,…que no importancia!) de nuestra historia postal aunque acarreada fuera de valija.(1)

Animo a quienes la lean, medidor en mano, a ver si encajan los tamaños de esas cartas más pequeñas que tienen en sus colecciones y si el número de misivas encontradas permite segregarlas como nueva colección. Yo tuve que revisar más de 16000 cartas para dar con la veintena escasa de ejemplares con los que formé la colección de F. Graus. Os deseo más suerte.

(En la imagen): A la derecha, interior de la carta con el texto rubricado por el Marqués de Rianzuela

_________________________________________________

Nota del autor:

(1). Para las transportadas por el correo se exigieron unas medidas mínimas que difícilmente se incumplían.

Un anónimo del siglo XIX
agosto 17, 2016
0
UAP-anonimo0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de junio de 2015 a propósito de una carta anónima.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-anonimo1-RF

UAP-anonimo2-RF

 

 

“Gran persona debió de ser el primero que llamó pecado mortal a la pereza. Nosotros, que ya en uno de nuestros artículos anteriores estuvimos más serios de lo que nunca nos habíamos propuesto, no entraremos ahora en largas y profundas investigaciones acerca de la historia de este pecado, por más que conozcamos que hay pecados que pican en historia, y que la historia de los pecados sería un tanto cuanto divertida.”

Mariano José de Larra (“El Pobrecito Hablador”)

 

Estas fueron las palabras que Larra dedicó en su ensayo que hoy se encarna en nuestro célebre “Vuelva usted mañana”. Un artículo que ilustra el descuido en hacer lo que se debe y esa crítica a la negligencia. Curiosamente pervive un ejemplo coetáneo (el artículo fue escrito en enero de 1833) en un anónimo fechado en Santander el 5 de septiembre de 1834 dirigido al Don Buenaventura Larreta y Azelain en el Archivo de la contaduría general de propios en Madrid y varias veces reexpedida por no conocerse o dar razón.

El interior de la carta está fechada y presenta un escaso texto rubricado, en rima, que dice así:

“En tu tierra Perezoso,

En la no tuya también;

Y en la mía no digamos.

Maldito seas amen.”

 

Desgraciadamente no podremos saber el motivo de esas palabras, ni si eran merecidas, ni si las motivó el mismo artículo de Larra, ni si finalmente llegaron a su destinatario…

Lo que sí podemos constatar es que alguien guardó este anónimo, con aspecto de carta prefilatelica vulgar -y muy reexpedida- aunque realmente se trata del primer caso que conocemos de una carta ofensiva sin firma, un anónimo del s. XIX

 

Pruebas de arreglo
julio 31, 2016
0
Pruebas-arreglo-RF0

Reproducimos el artículo que nuestro socio Fernando Cabello publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de junio de 2015 sobre una prueba de arreglo de la impresión de los sellos de Derecho Judicial para los Territorios Españoles de Ultramar.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

Pruebas-arreglo-RF

En las colecciones son numerosos los tipos de ensayos y pruebas que se pueden incorporar, además de los errores y defectos de clisé, plancha e impresión. Todo ello es posible, como consecuencia del proceso que se lleva a cabo en la confección del timbre o sello impreso. Dicho proceso es desconocido por el coleccionista en general.

Existe un tipo de prueba que con frecuencia puede pasar inadvertida su condición. Sería el caso siguiente (Fig. 1): Imagen procedente de la colección de Joaquín García.

Observando la imagen del pliego cabe preguntarse ¿Qué es realmente?

Un examen superficial nos puede hacer creer que estamos ante el típico pliego de la la emisión de DERECHO JUDICIAL (1856-63), para los Territorios Españoles de Ultramar, cuya impresión se llevó a cabo a partir de un molde tipográfico, con cabecera “Derecho Judicial.” bloque de veinticinco clisés del valor DIEZ Rs. Ftes. y pie “Sello de Diez reales fuertes”. Los sellos están inutilizados a pluma y hay una nota manuscrita “Inutilizado en el arreglo”.

Los sellos de DERECHO JUDICIAL adheridos a los pliegos de PAPEL SELLADO, como pago a los Alcaldes mayores o costas, solían anularse a pluma y en ocasiones con textos manuscritos. De ahí que el texto “Inutilizado en el arreglo” pueda interpretase erróneamente, creyendo que su anulación fue debida a un arreglo o compromiso en un proceso judicial. Nada más lejos de la realidad, como veremos a continuación.

Si observamos la imagen, lo primero que llama la atención, es la ausencia del número de pliego. Eso significa que no se contabilizó como tiraje definitivo.

Estamos pues, ante un pliego que se anuló por algún motivo y la nota manuscrita con rú-brica, es la clave para saber el porqué.

Con el vocablo “Arreglo” se define en Las Artes Graficas, el proceso de poner a punto el utillaje (molde y prensa) para llevar a cabo la tirada. Antaño, dicho proceso requería múltiples ajustes y comprobaciones, con sus sucesivas pruebas de prensa. Había que comprobar que todos los elementos del molde (clisés y tipos móviles) estaban bien ajustados y tenían la misma altura para que imprimiesen bien. Caso de que no fuese así, se tenía que subsanar calzando los elementos que fallaban por detrás del molde y con arreglos en la cama. También se tenía que regular la presión que ejercía la prensa, para que esta fuese la correcta. Igual cabe decir del entintado, este debía ser homogéneo en todo el molde.

Observando la imagen se puede comprobar que el entintado no es homogéneo en todo el pliego, hay zonas con poca tinta. Dicho fallo o defecto de impresión no hubiese revestido ninguna importancia, si el pliego en cuestión hubiese sido de timbres de correos. En tal caso de haberse rechazado, se habría reutilizado para efectuar otra(s) prueba(s), dándose la típica maculatura.

En la confección y tiraje de la primera emisión de DERECHO JUDICIAL, se llevó a cabo un control exhaustivo de todo el proceso por parte del responsable del MINISTERIO DE ULTRAMAR. En la F. N. S. solo se imprimían los pliegos. Una vez terminado el tiraje, dicho responsable recogía los sellos (clisés) y demás, para depositarlos a buen recaudo bajo llave.

Tan estricto proceder fue el motivo de que se pudiera dar tan interesante Prueba de arreglo.

 

MONTAÑISMO, Expedición Barcelona 1963
julio 20, 2016
0
peru tarjeta

MONTAÑISMO, Expedición BARCELONA 1963 En el año 1961, se realiza una Expedición Nacional a la Cordillera de los Andes en Perú. Esta Primera expedición contó como Director y jefe de la misma a D. Félix Méndez. Formaron parte de la misma los alpinistas, en la foto, de izquierda a derecha de pie, José Antonio Bescós, Josep Manel Anglada, Mariano Arrazola, José Maria Regil, Juan José Díaz, Francesc Guillamón y Félix Méndez…. Agachados de izquierda a derecha Jordi Pons, Salvador Ribas, Antonio Pérez Ayuso y Pedro Acuña.   anglada foto grupo Sus componentes fueron 11 experimentados montañeros, aunque tuvieron la desgracia de perder a uno de sus integrantes. En esta aventura fallece el alpinista D. Pedro Acuña. Recorren la Cordillera Vilcanota (Ayacachi), conquistando 36 cumbres o nevados de más de 5.000 metros de altura. Recorrieron la Cordillera Blanca con dos nuevas cumbres de más de 5.000 metros y conquistaron el Huascaran (6.768 metros) por su cara Noroeste. El suceso acontece mientras la cordada de Anglada, Pons y Guillamón, alcazaban el Huascaran, otros compañeros en otra cordada tuvieron el accidente que costó la vida a Acuña. Dos años más tarde se realiza la Expedición de Barcelona a los Andes del Perú, el 11 de Junio de 1963. Fue una expedición catalana, réplica de la anterior Expedición Nacional de 1961. En ella figura como Jefe de Expedición Josep Maria Anglada, con los componente de la mima Jordi Pons, Francesc Guillamón, Miquel Muñoz y Venancio López de Ceballos, todo del Club Montañés de Barcelona. El 11 de Junio salen del Departamento de Ancachs a la escalada Jordi Pons y Miquel Gómez (que hacía de porteador), a los que se unieron al día siguiente los otros tres alpinistas, Josep Manel Anglada, Miquel Muñoz y Venancio Ceballos. Escalan los nevados del Yaugo y Tiebo y luego se deplazan a Ancahs a la escalada del Yerupaja de 6.500 metro y otros picos de la región. Conquistan la cima del Siula Grande y los nevados de Cotoni (5.817 m) y Llongote (5.581 m). Realizaron un vivac a 30 metros de la cima del Llongote, porque les llegó la noche, descendiendo al día siguiente. Les acompañaban otros tres porteadores nativos. La escalada se realizó de un campo Base a dos días de la ciudad de Yauyos y a una altitud de 4.570 metros.

anglada firmas

 

peru tarjeta

Postal circulada de Lima (Perú) a Barcelona el 12 de Julio de 1963, con impresión privada de Expedición Barcelona del rebautizado nevado Barcelona de 5.435 metros, con firmas autógrafas de Josep Manel Anglada y Venancio Ceballos.

peru expedicionperu

 

En esta segunda potal on lo cuatro montañeros, Anglada, Ceballos, Muñoz y Ponss, los que firman otra postal de la Expedición, en este caso del día 10 de Julio. Fue puesta en correos antes de la ascensión a las cimas.
anglada escudo Josep Manel Anglada, (hoy día con algo más de 80 años de edad) estudió en el extranjero, viviendo en su juventud en Alemania e Inglaterra, siendo un vanguardista en el deporte del Alpinismo en la España de los años 50. Realizó varia escaladas, en los Andes, en los Alpes, Dolomitas, Groenlandia y varia cimas y aperturas locales en Montserrat, Ordesa, Pedraforca. Conquista el Eiger y el Anapurna en 1974. Generalmente compartía cordadas con Pons y Guillamón

21 millones de euros por una carta?
julio 10, 2016
0
UAP-21millones0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de mayo de 2015 a propósito de la solicitud para la exportación de una carta de Cristóbal Colón y su precio de tasación.

El artículo hace referencia al publicado en abril de 2015

http://www.acif.org.es/colon-no-se-exporta-ni-por-21-millones-de-euros/

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-21millones1-RF

UAP-21millones2-RF

En el anterior número de esta sección nos preguntábamos si alguien en España pudiera estar dispuesto a pagar los 21.000.000 de euros por la carta “doméstica” de Colón que se anunció cómo inexportable. Tal tasación por parte de la subastadora CHRISTIE’S no deja de sorprender ya que la mayor cifra que se ha pagado en el mundo por una carta en una transacción pública (abril de 2013) fueron algo más de 4,6 millones de euros por la misiva del descubridor del ADN, Francis Harry Compton (1916-2004), que escribió a su hijo Michael participándole de la estructura y las funciones que su revolucionario descubrimiento acababa de ofrecer a la humanidad.

Otras cartas de destacados personajes históricos bien ilustres y de extraordinario contenido apenas han alcanzado algunos centenares de miles de euros: Abraham Lincoln, Adam Smith, Churchill, George Washington, John Lennon… especialmente por su autógrafo y contenido. Nótese que mayormente son americanos.

En la vertiente postal, ciñéndonos a las cartas prefilatélicas, ocurre lo propio: debemos remontarnos a la venta de la afamada colección de Floyd E. Risvold (2010) para ver las mayores adjudicaciones por piezas españolas pero de sus antiguos territorios que hoy conforman Estados Unidos. Dos ejemplares del último tercio del siglo XVIII de Nueva Orleans a Francia y la única carta conocida con marca postal de La Florida, descubierta por el autor en 2008 y hoy en los fondos del museo Smithsonian. Por cada una se pagaron algo más de 30.000 dólares.

 

Reproducción de la carta descubierta por el autor en 2008 por la que se pagaron 34800 dólares en la subasta de la colección de Floyd E. Risvold (2010)

 

Hay que cambiar de tipología documental y acercarnos, por extensión, a los documentos para dar con la única pieza que sí alcanzó una cifra similar (2007) pero en dólares: una copia de época de la Carta Magna.

 

Copia de época de la Carta Magna firmada por el Rey Juan en 1215 que limitaba el poder de la Corona otorgando derechos a los ingleses. Adjudicada en 21 millones de dólares (2007)

 

Es probable que CHRISTIE’S tomara esta adjudicación estelar para referenciar el precio de la carta de Colón que quiere vender la Fundación Casa de Alba a través de sus subastas. No obstante, la “menor relevancia histórica” que alegan de la misma, bien cierta por no ser una carta procedente del Nuevo Mundo ni hacer referencia a él ni a ninguna gesta de destacado valor biográfico de Colón, confunde aún más al tasador.

Otros documentos de altísimo interés y cierta relevancia histórica se han adjudicado por precios muy inferiores. El testamento de Napoléon (120.000 euros) o recientemente su contrato matrimonial con Josefina (470.000) e incluso uno de los 26 ejemplares ejemplares que ha sobrevivido de los 48 inicialmente rubricados de la Proclamación de Emancipación firmada por Lincoln en 1864 (3.700.000 dólares).

Obvio es referirse a la sujeción del mercado a la oferta y la demanda. El Estado, con su pronunciamiento, lo tiene claro, pese a que la demanda se escriba en inglés y con proyección muy americana: no debe preocuparse nadie en aquilatar el cálculo de piezas de valor incalculable.

 

Colón no se exporta ni por 21 millones de euros
junio 30, 2016
1
UAP-Colon-Alba0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de abril de 2015 a propósito de la solicitud para la exportación de una carta de Cristóbal Colón.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-Colon-Alba1-RF

UAP-Colon-Alba2-RF

Don Emilio Ramírez Matos, en calidad de Secretario de la Fundación Casa de Alba, dirigió una solicitud de exportación en fecha 10 de octubre de 2013 a la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales de Archivos y Bibliotecas, con relación a una carta autógrafa de Cristóbal Colón a su hijo Diego, fechada en Sevilla el 29 de abril de 1498, con valor 21 millones de euros, y con destino a Londres, Reino Unido.

 

1498 (29 ABR) Sevilla. Carta autógrafa de Colón a su hijo Diego. Propiedad de la Fundación Casa de Alba calificada como”doméstica”, no tiene contenido oficial, y que se editó en facsímil de alta calidad de 162 mm x 200 mm.

 

Esta carta, según detalla el propio informe de la Fundación, corresponde al corpus del archivo Ducal que debido al matrimonio entre el II duque de Berwick con la VIII condesa de Gesves y Duquesa de Veragua, ocho cartas personales del Almirante, de las cuales siete son dirigidas a Fray Gaspar de Gorricio entre 1498 y 1501 y una dirigida a su hijo Diego, de 29 de abril de 1498 formaban parte de este Archivo, existiendo otros documentos, informes y libramientos de carácter administrativo o jurídico. Se explica que el Conde Duque de Olivares logró una Real Cédula que le permitió reclamar los documentos que quisiera para su archivo y por ello reclamó los que constituyen el Nobiliario de conquistadores de Indias, entre los que podrían estar estos. Entiende que no constituyen un corpus homogéneo y pudieron tener distintas procedencias, reclamando el fondo americano del Archivo Ducal de Alba en diferentes fechas.

El informe de la Casa de Subastas CHRISTIE’S, de especial relevancia dada la evidente especialización de la firma en estas cuestiones, destaca que esta carta tiene un contenido individualizado, puesto que las demás componen una serie de siete cartas dirigidas a amigos del Almirante y a Fray Gaspar de Gorricio. Ahora bien se detalla que esta carta individual, de 29 de abril de 1498 separada cronológicamente de otras enviadas a su hijo, no puede ser considerada una de las más importantes. No obstante su valoración es la que sigue:

La obra se describe como: Carta autógrafa de Cristóbal Colón a su hijo Diego. Autor: Cristóbal Colón. Datación Sevilla, 29 de abril de 1498. Técnica: tinta sobre papel. Medidas: 162×200 mm. Valor: 21.000.000 euros.

El 8 de noviembre de 2013 la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas acuerda, previo informe del Archivo de Indias, acordó denegar la exportación en base al art. 48 del RD 111/1986 y requerir a la Comunidad Autónoma para que instruya expediente con el fin de declarar dicha obra Bien de Interés Cultural o categoría análoga.

Contra dicha resolución se interpuso recurso de alzada por la Fundación Casa de Alba exponiendo, entre otros argumentos, que la Fundación necesita fondos para su sostenimiento y que la elección de esta carta concreta se ha realizado con cautela y que nunca ha recibido financiación pública nutriéndose con donativos de empresas (de la propia Casa de Alba). Explica también que ha realizado un gran esfuerzo para mantener el Patrimonio Histórico Español y que se han puesto en marcha estrategias para buscar financiación externa explicando que los recursos a corto plazo son insuficientes.

Como se ha sabido un mes más tarde por la prensa, finalmente la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en su sentencia de fecha 11 de febrero de 2015 (Nº de Recurso: 245/2014, (ponente señora Cadenas Cortina)) ha desestimado el recurso de la Fundación Casa de Alba contra la resolución de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales de Archivos y Bibliotecas argumentando, entre otros que se trata de un bien de especial relevancia citando su estimación en 21 millones de euros para insistir en la importancia e interés de la misiva en sí.

El tribunal añade que el interés de la recurrente en su venta puede comprenderse pero no compartirse en los términos planteados, sin que la negativa a la exportación impida otras opciones que puedan convenir a sus intereses. Contra este fallo no se presentó recurso de casación en el plazo establecido. Acatada la sentencia la carta no es exportable. ¿Acaso estará alguien en España dispuesto a afrontar una cifra de esta magnitud?

El empleo de los sellos de DERECHO JUDICIAL
junio 10, 2016
0
Sellos-DerechoJud-Eco0

Reproducimos el artículo que nuestro socio Fernando Cabello publicó en El Eco Filatélico y Numismático en el mes de diciembre de 2012 sobre los usos de los sellos de Derecho Judicial en Cuba.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del articulo.

Sellos-DerechoJud-Eco1

Sellos-DerechoJud-Eco2

Los sellos de DERECHO JUDICIAL, circularon en Cuba por Real Disposición el 12 de enero de 1856. Se concibieron para facilitar y clarificar los trámites administrativos. Originalmente se usaron para sufragar los gastos adeudados a los Alcaldes Mayores (1), Secretarías de Audiencia y a la Real Hacienda, etc. por trámites judiciales, ventas, litigios, últimas voluntades, etc. Suelen ir adheridos a pliegos de papel sellado u otros documentos oficiales y excepcionalmente en documentos privados. Con anterioridad a su creación, los gastos generados se ingresaban en metálico directamente a las diferentes instituciones interesadas en la gestión.

Expuesto todo lo anterior como preámbulo, es necesario aclarar ciertos aspectos: Uno de ellos sería, que muchos de los documentos que se han conservado a día de hoy y que llevan adheridos sellos judiciales y de correos, formaban parte de los pliegos colocados al final, los últimos, en los legajos de procesos, litigios, demandas etc. En esencia eran pliegos de control contable, para dar fe de notificaciones, anotaciones diversas y gastos de todos los implicados en el pleito. Según se iba desarrollando este, se podía incorporar de nuevo con anotaciones, trámites, pagos, etc. Otro aspecto a tener en cuenta es: al tratarse de procesos judiciales muy dispares, los costos solían variar y como consecuencia de ello, el número de sellos que se adherían y su cuantía no correspondía a ninguna tarifa (2) fija. También era indiferente que valores se utilizaran, siempre y cuando el montante de los mismos coincidiera con la cantidad a devengar. Lo cual permitía infinitas combinaciones con sellos de distintos valores y colores.

Seguidamente examinaremos algunos documentos en que van adheridos sellos de DERECHO JUDICIAL.

 

1er. Documento (Imagen 1)

Impreso de citación

Impreso con sello en seco del «JUZGADO DE PAZ DE 1a ELECCION DE LA HABANA».

Fechado en Habana el 22 de enero de 1858.

El documento lleva adheridos seis sellos del valor 2 Rs. Anulados con la nota manuscrita -Dros. del alguacil pagados por el actor y rúbrica-.

Por los impresos de citación observados, se deduce que la primera citación tenía un coste de doce reales y la segunda de cuatro, en esta última se le comunicaba al interesado, que de no comparecer tendría que hacer frente a una «multa de cinco pesos» (cuarenta reales).

En este caso sí se podría considerar dichas cuantías como una tarifa.

 

2°. Documento (Imagen 2)

Pliego en blanco adaptado para su uso como Papel Sellado

Pliego fechado en Camarioca el 22 de mayo de 1862, al que se le adhirió un sello de DERECHO JUDICIAL de 2 Rs. en su cabecera, para su uso como Papel Sellado de -SELLO 3°- As. 1862 Y 63 – 2 Rs.-

Usar sellos judiciales para tales menesteres no era lo habitual.

 

3er. Documento (Imagen 3)

Regulación estado de cuentas

Pliego de Papel Sellado -SELLO 3° As. 1862 y 1863.2 Rs.. Fechado en Cienfuegos el 31 de enero de 1863.

El documento demuestra que las costas en ocasiones podían ser aleatorias, ese fue el motivo para que se llevase a cabo una nueva regulación con un descuento del 10%, con respecto a la anterior.

En el segundo renglón se especifica «A la Ra. Ha. por dros. de la Aa. Mr.___42.» Cuarenta y dos reales eran los derechos que debían abonarse a la alcaldía mayor, lo cual se hizo con ocho sellos judiciales de CINCO reales y uno de DOS.

En el quinto renglón se puede leer «A la Rl. Renta de Correos___4.» Cuatro reales que se abonaron con ocho sellos de correos de medio real de la primera emisión Antillana.

El resto de los conceptos y su cuantía que se detallan en el documento, no aportan nada a nivel filatélico. Poca o ninguna trascendencia puede tener que se abonaran noventa y ocho reales «Al amo. Don Luis M. Arredondo» o «Al mismo por papel__16.».

En cambio si se puede añadir algo más relacionado con los sellos adheridos al documento:

Los sellos de CINCO reales judiciales pertenecen a un pliego de las tiradas efectuadas a partir de 1857 o 1858, ya que en las primeras tiradas, el texto de la cabecera y pie de pliego era en tipo de imprenta versalita (3). Los sellos de 1/2 real de correos pertenecen al tercer molde y corresponden a las posiciones 16 y 17 III, IV, V y VI. En las posiciones17 III y 17 VI estaban ubicados los nuevos clisés (los que les falta una perla).

Los tres documentos mostrados, son solo una ínfima muestra del material que se puede reunir de la primera emisión de DERECHO JUDICIAL 1856-1864.

Existen catálogos que han ido actualizando el Forbin de 1915 que la incluía. De los seis valores de que consta la emisión; 1/2, 1, 2, 5, 10 y 100 reales se catalogan 79 variedades de color y papel. Dicho número se puede ver incrementado si se le añaden los defectos de clisé, que los hay, y apenas se mencionan.

Capítulo aparte es la existencia en esta emisión de numerosos falsos de época. Falsificaciones en detrimento de la Hacienda Pública y localizadas todas ellas en la ciudad de La Habana. No hay constancia de que las autoridades denunciaran el fraude, aunque hay indicios razonables de que sospechaban o intuían la presencia de falsarios.

——————————————– NOTAS ———————————————-

(1) En las antiguas provincias de ultramar, juez de primera instancia, que, además de las atribuciones propias de este cargo, ejercía otras atribuciones gubernativas, administrativas y económicas.

(2) Un inconveniente al que tendrá que hacer frente el coleccionista de las emisiones de DERECHO JUDICIAL, será la evaluación del jurado en exposiciones internacionales. Me explico, dichos jurados están habituados a contemplar las tarifas en los documentos de las colecciones de fiscales (como debe ser), igualmente revisan que el material expuesto no proceda del mismo archivo (correcto). Pero en estas emisiones de tarifas reglamentadas en los documentos, no se dan. Y en muchos de los documentos aparece como tasador de costas, el omnipresente Antonio Cañas, confirmado en su oficio por la reina en 1850, al cual se le puede seguir el rastro hasta 1870, fecha en que se dejan de usar los sellos de DERECHO JUDICIAL en Cuba, por el enorme fraude que representó para la Hacienda Pública su falsificación.

(3) 1. f. Impr. Mayúscula igual en tamaño a la minúscula de la misma clase.

porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn
porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn
porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn
porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn
porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn - porn
video amoure +18 sexxvedio.bizxhamaster.bizdesisexvideos.codesiporn.watchxvideo2.bizxsextube.copornporno