Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
Artículos
Artículos de opinión y réplica
Artículos y estudios de investigacion
Catálogos y publicaciones
Exposiones Internacionales
Exposiones Nacionales
Sin categoría
El empleo de los sellos de DERECHO JUDICIAL
Sellos-DerechoJud-Eco0

Reproducimos el artículo que nuestro socio Fernando Cabello publicó en El Eco Filatélico y Numismático en el mes de diciembre de 2012 sobre los usos de los sellos de Derecho Judicial en Cuba.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del articulo.

Sellos-DerechoJud-Eco1

Sellos-DerechoJud-Eco2

Los sellos de DERECHO JUDICIAL, circularon en Cuba por Real Disposición el 12 de enero de 1856. Se concibieron para facilitar y clarificar los trámites administrativos. Originalmente se usaron para sufragar los gastos adeudados a los Alcaldes Mayores (1), Secretarías de Audiencia y a la Real Hacienda, etc. por trámites judiciales, ventas, litigios, últimas voluntades, etc. Suelen ir adheridos a pliegos de papel sellado u otros documentos oficiales y excepcionalmente en documentos privados. Con anterioridad a su creación, los gastos generados se ingresaban en metálico directamente a las diferentes instituciones interesadas en la gestión.

Expuesto todo lo anterior como preámbulo, es necesario aclarar ciertos aspectos: Uno de ellos sería, que muchos de los documentos que se han conservado a día de hoy y que llevan adheridos sellos judiciales y de correos, formaban parte de los pliegos colocados al final, los últimos, en los legajos de procesos, litigios, demandas etc. En esencia eran pliegos de control contable, para dar fe de notificaciones, anotaciones diversas y gastos de todos los implicados en el pleito. Según se iba desarrollando este, se podía incorporar de nuevo con anotaciones, trámites, pagos, etc. Otro aspecto a tener en cuenta es: al tratarse de procesos judiciales muy dispares, los costos solían variar y como consecuencia de ello, el número de sellos que se adherían y su cuantía no correspondía a ninguna tarifa (2) fija. También era indiferente que valores se utilizaran, siempre y cuando el montante de los mismos coincidiera con la cantidad a devengar. Lo cual permitía infinitas combinaciones con sellos de distintos valores y colores.

Seguidamente examinaremos algunos documentos en que van adheridos sellos de DERECHO JUDICIAL.

 

1er. Documento (Imagen 1)

Impreso de citación

Impreso con sello en seco del «JUZGADO DE PAZ DE 1a ELECCION DE LA HABANA».

Fechado en Habana el 22 de enero de 1858.

El documento lleva adheridos seis sellos del valor 2 Rs. Anulados con la nota manuscrita -Dros. del alguacil pagados por el actor y rúbrica-.

Por los impresos de citación observados, se deduce que la primera citación tenía un coste de doce reales y la segunda de cuatro, en esta última se le comunicaba al interesado, que de no comparecer tendría que hacer frente a una «multa de cinco pesos» (cuarenta reales).

En este caso sí se podría considerar dichas cuantías como una tarifa.

 

2°. Documento (Imagen 2)

Pliego en blanco adaptado para su uso como Papel Sellado

Pliego fechado en Camarioca el 22 de mayo de 1862, al que se le adhirió un sello de DERECHO JUDICIAL de 2 Rs. en su cabecera, para su uso como Papel Sellado de -SELLO 3°- As. 1862 Y 63 – 2 Rs.-

Usar sellos judiciales para tales menesteres no era lo habitual.

 

3er. Documento (Imagen 3)

Regulación estado de cuentas

Pliego de Papel Sellado -SELLO 3° As. 1862 y 1863.2 Rs.. Fechado en Cienfuegos el 31 de enero de 1863.

El documento demuestra que las costas en ocasiones podían ser aleatorias, ese fue el motivo para que se llevase a cabo una nueva regulación con un descuento del 10%, con respecto a la anterior.

En el segundo renglón se especifica «A la Ra. Ha. por dros. de la Aa. Mr.___42.» Cuarenta y dos reales eran los derechos que debían abonarse a la alcaldía mayor, lo cual se hizo con ocho sellos judiciales de CINCO reales y uno de DOS.

En el quinto renglón se puede leer «A la Rl. Renta de Correos___4.» Cuatro reales que se abonaron con ocho sellos de correos de medio real de la primera emisión Antillana.

El resto de los conceptos y su cuantía que se detallan en el documento, no aportan nada a nivel filatélico. Poca o ninguna trascendencia puede tener que se abonaran noventa y ocho reales «Al amo. Don Luis M. Arredondo» o «Al mismo por papel__16.».

En cambio si se puede añadir algo más relacionado con los sellos adheridos al documento:

Los sellos de CINCO reales judiciales pertenecen a un pliego de las tiradas efectuadas a partir de 1857 o 1858, ya que en las primeras tiradas, el texto de la cabecera y pie de pliego era en tipo de imprenta versalita (3). Los sellos de 1/2 real de correos pertenecen al tercer molde y corresponden a las posiciones 16 y 17 III, IV, V y VI. En las posiciones17 III y 17 VI estaban ubicados los nuevos clisés (los que les falta una perla).

Los tres documentos mostrados, son solo una ínfima muestra del material que se puede reunir de la primera emisión de DERECHO JUDICIAL 1856-1864.

Existen catálogos que han ido actualizando el Forbin de 1915 que la incluía. De los seis valores de que consta la emisión; 1/2, 1, 2, 5, 10 y 100 reales se catalogan 79 variedades de color y papel. Dicho número se puede ver incrementado si se le añaden los defectos de clisé, que los hay, y apenas se mencionan.

Capítulo aparte es la existencia en esta emisión de numerosos falsos de época. Falsificaciones en detrimento de la Hacienda Pública y localizadas todas ellas en la ciudad de La Habana. No hay constancia de que las autoridades denunciaran el fraude, aunque hay indicios razonables de que sospechaban o intuían la presencia de falsarios.

——————————————– NOTAS ———————————————-

(1) En las antiguas provincias de ultramar, juez de primera instancia, que, además de las atribuciones propias de este cargo, ejercía otras atribuciones gubernativas, administrativas y económicas.

(2) Un inconveniente al que tendrá que hacer frente el coleccionista de las emisiones de DERECHO JUDICIAL, será la evaluación del jurado en exposiciones internacionales. Me explico, dichos jurados están habituados a contemplar las tarifas en los documentos de las colecciones de fiscales (como debe ser), igualmente revisan que el material expuesto no proceda del mismo archivo (correcto). Pero en estas emisiones de tarifas reglamentadas en los documentos, no se dan. Y en muchos de los documentos aparece como tasador de costas, el omnipresente Antonio Cañas, confirmado en su oficio por la reina en 1850, al cual se le puede seguir el rastro hasta 1870, fecha en que se dejan de usar los sellos de DERECHO JUDICIAL en Cuba, por el enorme fraude que representó para la Hacienda Pública su falsificación.

(3) 1. f. Impr. Mayúscula igual en tamaño a la minúscula de la misma clase.


Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.