Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
Artículos
Artículos de opinión y réplica
Artículos y estudios de investigacion
Catálogos y publicaciones
Exposiones Internacionales
Exposiones Nacionales
Sin categoría
El descuido de un Nobel
UAP-Descuido-Nobel0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de diciembre de 2015 sobre una curiosa tarjeta postal del Nobel José Echegaray.

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-Descuido-Nobel-RF

Hará un tiempo llegó a nuestras manos una curiosa tarjeta postal circulada en 1902 de Madrid a Valencia dirigida a una señorita cuya dirección se borró a posteriori (Fig.1). Acaso por no querer sus sucesores que su apellido se mercadeara por ahí aunque su ilustre remitente, en cualquier caso, le honraría. La misma tarjeta postal reproduce en el lado vista una fotografía del despacho del intelectual José Echegaray (1832-1916), ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, matemático, dramaturgo y político español; apoltronado en su silla con un perrito muy animoso que hasta sale movido en la instantánea(Fig.2). El franqueo de 10 céntimos con su precioso fechador (recientemente catalogado por J.Sitjá DC-00-2) que respeta la dedicatoria que reza “Responde niña querida/ ábreme por Dios tu puerta/ que no hallé ninguna abierta/ en todas las de la vida”. Fragmento del poema “Manantial que no se agota” autógrafo y propio del mismo Echegaray (Fig.3). Curiosamente, en la segunda línea se aprecia “hábreme” (¡!!!!) con la “h” tachada circunstancia extraordinaria en un futuro premio Nobel de Literatura (dos años después de este autógrafo) que perfectamente lo pudo haber obtenido también por otras disciplinas. ¿Acaso una licencia ortográfica del mejor matemático español o bien, un ligero desliz que rectificó al instante? En cualquier caso, un ejemplo de la frescura y curiosidad que nos pueden ofrecer las tarjetas dedicadas.


Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.