Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
Artículos
Artículos de opinión y réplica
Artículos y estudios de investigacion
Catálogos y publicaciones
Exposiones Internacionales
Exposiones Nacionales
Sin categoría
Agradables coincidencias
UAP-agradables-coincidencia0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de febrero de 2016 sobre unas cartas encaminadas de Orán a la península por un encaminador de Torrevieja (Alicante)

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-agradables-coincidencia-RF

Hará unos meses tuve la ocasión de poder adquirir una magnífica carta procedente de la sigilosamente dispersada colección de encaminadores de Francisco Lecha (figura 1). Fechada en Orán el 16 de agosto de 1840 (figura 2) y dirigida a Nicolás Biale en Cartagena con la mención “Por Capitán Ferrara” de la mano del expedidor y “Por vapor“. La carta fue depositada en el correo de Alicante, pues ostenta una marca lineal “ALICANTE.” y porteo de “8 ½ ” cuartos, ambas en rojo. Al dorso nos refrenda tal curso el encaminador manuscrito de Torrevieja (figura 3), que reza así “Torrevieja 15 Sepe. 1840/ recibida y encaminada por su afectísimo y S.S./ A. H. S. é H.”. Tal abreviatura resulta del todo indescifrable, pues una acumulación de iniciales no permite determinar el agente encaminador.

Casualmente otra pieza de la que ya disponíamos (figura 4), también fechada en Orán (figura 5) pero destinada a los señores Jover y Pareras en Almería, lleva al frente el fechador de Orihuela que confirma el haberse depositado privadamente en esa administración. Al mismo tiempo, el cuño del remitente “ANTO H. SANCHEZ & HIJOS/ TORREVIEJA” (figura 6) en azul, nos desvela el agente encaminador, que resulta ser, doce años después, el mismo, ya no en manuscrito sino de cuño.

Tal coincidencia nos permite desglosar la manuscripción del primer encaminador y por tanto conocer su nombre, circunstancia de gran interés en el coleccionismo de esta especialidad. Más tratándose de piezas de gran rareza y cierto valor. A veces, la información contextual que nos aportan otras cartas permite extraer las conclusiones que desentrañan algunas piezas que por ellas mismas no nos supondrían un mayor conocimiento.


Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.