Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
Artículos
Artículos de opinión y réplica
Artículos y estudios de investigacion
Catálogos y publicaciones
Exposiones Internacionales
Exposiones Nacionales
Sin categoría
21 millones de euros por una carta?
UAP-21millones0-RF

Reproducimos el artículo que nuestro socio Esteve Domènech publicó en RF- Revista de Filatélia en el mes de mayo de 2015 a propósito de la solicitud para la exportación de una carta de Cristóbal Colón y su precio de tasación.

El artículo hace referencia al publicado en abril de 2015

http://www.acif.org.es/colon-no-se-exporta-ni-por-21-millones-de-euros/

(*) Al final de la entrada se encuentra el texto extraído del artículo.

UAP-21millones1-RF

UAP-21millones2-RF

En el anterior número de esta sección nos preguntábamos si alguien en España pudiera estar dispuesto a pagar los 21.000.000 de euros por la carta “doméstica” de Colón que se anunció cómo inexportable. Tal tasación por parte de la subastadora CHRISTIE’S no deja de sorprender ya que la mayor cifra que se ha pagado en el mundo por una carta en una transacción pública (abril de 2013) fueron algo más de 4,6 millones de euros por la misiva del descubridor del ADN, Francis Harry Compton (1916-2004), que escribió a su hijo Michael participándole de la estructura y las funciones que su revolucionario descubrimiento acababa de ofrecer a la humanidad.

Otras cartas de destacados personajes históricos bien ilustres y de extraordinario contenido apenas han alcanzado algunos centenares de miles de euros: Abraham Lincoln, Adam Smith, Churchill, George Washington, John Lennon… especialmente por su autógrafo y contenido. Nótese que mayormente son americanos.

En la vertiente postal, ciñéndonos a las cartas prefilatélicas, ocurre lo propio: debemos remontarnos a la venta de la afamada colección de Floyd E. Risvold (2010) para ver las mayores adjudicaciones por piezas españolas pero de sus antiguos territorios que hoy conforman Estados Unidos. Dos ejemplares del último tercio del siglo XVIII de Nueva Orleans a Francia y la única carta conocida con marca postal de La Florida, descubierta por el autor en 2008 y hoy en los fondos del museo Smithsonian. Por cada una se pagaron algo más de 30.000 dólares.

 

Reproducción de la carta descubierta por el autor en 2008 por la que se pagaron 34800 dólares en la subasta de la colección de Floyd E. Risvold (2010)

 

Hay que cambiar de tipología documental y acercarnos, por extensión, a los documentos para dar con la única pieza que sí alcanzó una cifra similar (2007) pero en dólares: una copia de época de la Carta Magna.

 

Copia de época de la Carta Magna firmada por el Rey Juan en 1215 que limitaba el poder de la Corona otorgando derechos a los ingleses. Adjudicada en 21 millones de dólares (2007)

 

Es probable que CHRISTIE’S tomara esta adjudicación estelar para referenciar el precio de la carta de Colón que quiere vender la Fundación Casa de Alba a través de sus subastas. No obstante, la “menor relevancia histórica” que alegan de la misma, bien cierta por no ser una carta procedente del Nuevo Mundo ni hacer referencia a él ni a ninguna gesta de destacado valor biográfico de Colón, confunde aún más al tasador.

Otros documentos de altísimo interés y cierta relevancia histórica se han adjudicado por precios muy inferiores. El testamento de Napoléon (120.000 euros) o recientemente su contrato matrimonial con Josefina (470.000) e incluso uno de los 26 ejemplares ejemplares que ha sobrevivido de los 48 inicialmente rubricados de la Proclamación de Emancipación firmada por Lincoln en 1864 (3.700.000 dólares).

Obvio es referirse a la sujeción del mercado a la oferta y la demanda. El Estado, con su pronunciamiento, lo tiene claro, pese a que la demanda se escriba en inglés y con proyección muy americana: no debe preocuparse nadie en aquilatar el cálculo de piezas de valor incalculable.

 


Los comentarios están cerrados, pero trackbacks y pingbacks están permitidos.